Agricultores merideños celebraron su patrono, San Isidro Labrador

8

P. Duglas Briceño/Prensarquimer

En medio de las medidas propias de la pandemia, los agricultores merideños celebraron a su patrono San Isidro Labrador, pues aunque se mantienen las celebraciones eucarísticas sin presencia de fieles, los sacerdotes de parroquias agrícolas hicieron un gran esfuerzo y tuvieron diferentes iniciativas pastorales para celebrar a este gran santo de la iglesia.

Con una preparación previa con la novena realizada cada agricultor en su casa y en familia, donde el material era enviado por whassap y otras plataformas digitales. En las directrices de la arquidiócesis se propuso un triduo a celebrar en cada parroquia, con la celebración principal presidida por el Cardenal Baltazar Porras, la cual fue trasmitida por los medios católicos.

Luego de las trasmisiones de las diferentes eucaristías, los sacerdotes realizaron recorridos con la imagen del santo en hermosas carrozas a lo largo de los diferentes sectores parroquiales, donde se vio un gran testimonio de la fe, profunda y sincera del pueblo, niños, jóvenes y adultos; todos alegres con la visita que hizo el patrono de los agricultores a las diferentes comunidades, campos y sembradíos, con una duración de hasta ocho horas de recorrido, donde a pesar de la difícil situación cada agricultor y comunidad mostraron su generosidad con ofrendas las cuales serán distribuidas al Seminario de Mérida y a los diferentes lugares dedicados a la caridad; ancianatos comedores populares, y familias de bajos recursos de las comunidades, siguiendo el ejemplo del santo que dedicaba sus ganancias distribuyéndolas entre los más necesitados.

Fue una ocasión especial para alentar a los productores agrícolas a mantener viva la fe, aun en medio de la aguda crisis económica que atraviesa el país, con la escasez de insumos, falta de gasolina y otros recursos esenciales, para poder exportar a otras regiones los alimentos, el pueblo de Bailadores mostró como siempre su solidaridad y fervor.