BENDITO EL QUE VIENE EN NOMBRE DEL SEÑOR

152

EN NOMBRE DEL SR. CARDENAL PORRAS CARDOZO, DEL CLERO MERIDEÑO Y DE ESTE SERVIDOR

Mons. Luis Enrique Rojas Ruiz, Obispo Auxiliar de Mérida

Gracias y Dios le pague a Monseñor Diego Padrón, por el excelente trabajo realizado en la Arquidiócesis de Mérida del 9 al 13 de Septiembre, con motivo del Retiro Espiritual Anual del Clero.

La presencia y la conducción de tan insigne Pastor en medio de nosotros estos días fue un regalo, una bendición de Dios y una gran oportunidad para reencontrarnos con Dios en primer lugar y con su Palabra cada vez que el predicador nos mostraba alguna de sus excelentes exposiciones.

Gracias, querido Mons. Diego, todo el clero manifiesta y expresa la alegría de haberlo tenido estos días en Mérida. Entre las opiniones que he recogido comparto las siguientes: «Mons. Diego, nos dictó Cátedra de Sagrada Escritura estos días y cuánta falta nos hacía», « fue un verdadero intensivo de Sagradas Escrituras», «Es un verdadero maestro que debiera aprovecharse en el buen sentido, para que siga formando al clero y en los seminarios a nivel nacional»…entre tantas otras. Querido Mons. Diego, Mérida le estará eternamente agradecida por estos días dedicados a todos nosotros y estamos seguros que este retiro como muchos otros anteriores traerán Buenas Nuevas para nuestros sacerdotes y las comunidades que ellos como párrocos dirigen.

Mérida lo esperará siempre con los brazos abiertos. Hoy más que nunca necesitamos seguir estudiando y formándonos para así continuar dando respuestas a la gente que Dios nos ha confiado.

Un abrazo muy sincero desde Mérida y que Dios lo colme de vida, salud y abundantes bendiciones.

15/09/2019