Cáritas Mérida repartió 12.000 panes en honor a San Antonio de Padua

58

Prensa Cáritas Mérida

A través de la Arquidiócesis de Mérida con la pastoral social Cáritas Mérida, 12.000 panes fueron entregados a personas vulnerables el sábado 13 y domingo 14 de junio, en honor a San Antonio de Padua.

Esta obra es de las más caritativa y antigua de la Iglesia católica, por lo que los voluntarios de Cáritas Arquidiocesana, en compañía de monseñor Luis Enrique Rojas, obispo auxiliar de Mérida se abocaron a las calles para entregar el detalle a los más necesitados, en este sentido, los habitantes de Simoncito, Brisas del Oro, Justo Briceño, El Pedregal y La Carabobo, fueron algunos de los beneficiados. Asimismo, los panes fueron entregados a los párrocos de varias comunidades eclesiales de la arquidiócesis para que canalizaran el alimento.

La tradición está adjudicada a uno de los milagros del santo, tiempo después de sus canonización, cuando un niño de 20 meses se ahogó, y su madre, pidiendo por su recuperación prometió que si el niño se salvaba iba a darle a los pobres el mismo peso en pan que el peso de su hijo, y el pequeño milagrosamente volvió a la vida.

Como cada año, miles de merideños fueron beneficiados por “el Pan de Los Pobre”, como es catalogado en la Iglesia Católica. Una obra, que hoy en día, resulta más significativa que años anteriores debido a las necesidades que atraviesa la población ante la pandemia generada por COVID-19, que ha obligado a gran parte, a reducir su consumo alimenticio.