COMINA realizó asamblea anual con la mirada puesta ante la emergencia misionera en el Caroní.

35
Foto: Prensa CEV

Prensa CEV

Este lunes 14 de enero se realizó la Asamblea anual del Consejo Misionero Nacional (COMINA), en las instalaciones de la Casa Mons. Ibarra, sede de la Conferencia Episcopal Venezolana, con el objeto de revisar el camino recorrido en el año 2018 y socializar la programación para el año 2019.

El COMINA está conformado por la Comisión Episcopal de Misiones, organizaciones como la Asociación Venezolana de Educación Católica (AVEC), el Consejo Nacional de Laicos, la Conferencia Venezolana de Religiosas y Religiosos (CONVER) las Obras Misionales Pontificias y sus distintos secretarios ejecutivos.

El Pbro. Ricardo Guillén, Director de COMINA expresó que “el camino recorrido ha dado un reimpulso al COMINA a través de las escuelas de pastoral indígena. La primera de ellas inicia en febrero de este próximo año en la Guajira. Es una escuela que busca la formación de los agentes de pastoral indígena e ir pues dando a las iglesias nuestras los territorios indígenas, un rostro más indígena más propio y apuntalar la ministerialidad entre los agentes de pastoral indígena”.

A través de estas escuelas se pretende ofrecer a los misioneros que se encuentran en territorios de misión, sobre todo los Vicariatos, la posibilidad de jornadas de formación misionera en las que puedan revisar el camino que han hecho y proyectar también un poco lo que quieren construir que es la pastoral indígena.

El padre Guillén enfatizó que “no son los indígenas ya los destinatarios, sino ellos también son responsables de sus iglesias, y sobre todo, ante la carencia de misioneros, ofrecerles a los misioneros que están allí, en medio de tantas dificultades, los espacios formativos, recrearse un poco y salir de las misiones y poder socializar lo que van haciendo”

Emergencia Misionera

En la reciente Asamblea del Episcopado Venezolano emergió el tema del Vicariato del Caroní, como una necesidad urgente a atender porque la presencia en esta zona de misión se ha venido minimizando.

Informo el Director de COMINA, el Padre Guillén que en el Caroní sólo hay “el Obispo, unos dos o tres sacerdotes, algunos misioneros y misioneras, muy pocos religiosas y religiosos. Muchos han dejado el Vicariato. Entonces lo que tenemos en vista es poder establecer un equipo itinerante ya para este año de tres o cuatros sacerdotes que puedan, de las Diócesis que tengan más clero, puedan prestar un servicio al menos por este primer año, visitando las comunidades, celebrando los sacramentos, dando instrucción y doctrina cristiana, de manera que esas comunidades al menos puedan sentir la presencia de un Iglesia que no les abandona, que es la iglesia de Venezuela”

Recalcó además que “el Concilio Plenario de Venezuela hizo el llamado al diezmo misionero que ya lo había presentado como una urgencia, pero han pasado ya más de 10 años y ahora vamos como concretándolo dado la necesidad que hay de presencia misionera. Tanto el diezmo misionero como el relevo misionero en este momento, digamos, no responde solo a una reflexión, es necesario el apoyo misionero en las Iglesias más pobres, es ya una urgencia, una necesidad, no podemos dejar desasistidos sobre todo en este caso a los hermanos del Vicariato del Caroní”

La directiva del COMINA está compuesta por el presidente del COMINA que es por los estatutos el mismo Presidente de la Comisión Episcopal de Misiones, que en este caso es Mons. Jonny Reyes, Vicario Apostólico de Puerto Ayacucho; un Director Ejecutivo, el Pbro. Ricardo Guillén, una Secretaria Ejecutiva, Elizbeth Martínez, una tesorera que ha sido elegida en esta junta directiva, Grace Núñez; dos vocales, el Profesor José Luis Andrade y el padre Nelson Briceño, SDB. Este grupo estará en funciones directivas desde el 2019 al 2022.