Parroquia Nuestra Señora de Coromoto emprende el “Camino de Emaús”

271

Omar Borrero

Con dos grupos de 60 caminantes entre mujeres y hombres, más un aproximado de 70 servidores emausianos, se efectuarán los dos primeros retiros, en la casa de las hermanas Misioneras de AcciónParroquial de la comunidad de Chamita

Para este viernes 02 de agosto de 2019, está previsto el primer retiro de Emaús de la Parroquia Nuestra Señora de Coromoto, ubicada en la comunidad de El Chama, bajo la dirección espiritual del presbítero Robinson Rondón, cura párroco de esa iglesia merideña.

Para esta ocasión se han organizado dos retiros para mujeres y hombres, con un cupo de 30 caminantes para cada jornada, la cual estará dando inicio en primera instancia el venidero viernes 02 de agosto, con el retiro de hombres y posteriormente se culminará la programación con las mujeres, el siguiente fin de semana.

Serán tres días donde los participantes podrán vivir un encuentro con El Señor Jesucristo Resucitado, según lo relatado en el pasaje bíblico de Lucas 24, 13-35, para lo cual la hermandad de Emaús cuenta con toda la buena voluntad de sus servidores, quienes una vez fueron también participantes y ahora están motivados para compartir con los demás, todos los dones espirituales que ellos recibieron.

Para el párroco de la iglesia Nuestra Señora de Coromoto, Robinson Rondón, constituye un motivo de gozo espiritual, poder realizar este primer retiro en su comunidad cristiana, tomando en cuenta que de esta manera se estará sembrando la semilla, para cultivar la hermandad de Emaús en todas las parroquias vecinas.

“Quiero dar la bienvenida a estos 30 hombres e igual número de mujeres que fueron llamados por el Señor para vivir esta maravillosa experiencia, que en mi caso también la viví en una oportunidad como un caminante más y desde entonces, quise traerla a la parroquia y ahora ya es una realidad gracias a Dios y a un grupo de emprendedores emausianos como el caso de Isidro, Ismaira y Gabriel Vera, que hacen vida en nuestra iglesia”, dijo Rondón.

Fueron meses de mucho trabajo para la organización, tomando en cuenta toda la logística que el retiro requiere, sin embargo El Señor ha estado presente y todos los recursos han llegado inclusive desde Colombia, donde un grupo de hermanos brindaron su apoyo, además de las hermandades emausianas de la Arquidiócesis de Mérida.

Finalmente el padre Robinson agradeció a las hermanas de la congregación de Misioneras de Acción Parroquial, por el apoyo con la casa donde se realizarán los dos retiros, lo cual constituye un gran aporte para efectuar la jornada dentro de un espacio apropiado para recorrer el “Camino de Emaús”