Seminaristas defendieron sus trabajos de investigación para concluir estudios de teología

77

Nota del Seminario de Mérida/Prensarquimer

Como Institución de estudios eclesiásticos el Seminario de Mérida exige a sus estudiantes la elaboración y defensa de un trabajo de investigación en la disciplina teológica, como requisito final para aprobar sus estudios realizados en los cuatro años de profundización en esta ciencia. Son diversos los temas, pero un mismo ser abordado, el Absoluto Trascendente, es decir, Dios mismo.

En un jornada amena de dos días se defendieron esas tesis teológicas, producto del trabajo investigativo del año académico 2018-2019. El evento fue protagonizado por los jóvenes seminaristas de IV año de Teología de la Etapa Configurativa del Seminario Arquidiocesano San Buenaventura de Mérida, quienes junto a los invitados presentes y frente al panel del jurado expusieron sus temas de investigación teológica, respondiendo consecuentemente a las interrogantes hechas por parte del jurado, tutores y especialistas en las materias abordadas.

El Pbro. Reinaldo Muñoz, rector de esta Casa de formación sacerdotal animó a los teólogos a llevar a la pastoral sus temas tratados, aplicando en la acción eclesial desde el futuro ministerio sacerdotal todo lo aprendido y reflexionado durante la realización del trabajo de grado. Agradeció de igual manera al Prof de la Cátedra Síntesis Teológica Pbro. Jormin Fermín cjm por su desempeño en era área.

La Prof. Nilsa Gulfo, Vicerrectora Académica de éste Seminario fue también promotora de la excelente jornada académica, ella estuvo a cargo de la logística del esquema evaluativo y fue la encargada de anunciar las calificaciones obtenidas por los tesistas. La Prof. Nilsa tiene poco tiempo de estar trabajando en la Dirección de Estudios, sin embargo, ha demostrado capacidad y destreza en las actividades académicas del Seminario.

El seminarista Eduardo Ismael Gotopo Ruiz, de la Arquidiócesis de Mérida, agradeció a todos los presentes por acompañarles en este momento tan importante en el proceso formativo de los seminaristas. Sus palabras estuvieron cargadas de profundo agradecimiento a todos los que de una u otra manera contribuyen a la formación sacerdotal en el área intelectual.

Por su parte Jorge Andrés Montilla Garcés, seminarista de la Diócesis de Guanare, expresó palabras de agradecimiento a la Lcda. Katiuska Márquez Tovar, profesora de la Cátedra Metodología de la Investigación de esta Institución, quien ha desempeñado esta tarea de manera extraordinaria, pues desde las exigencias y la perseverancia ha enseñado a los estudiantes a hacer las cosas de la mejor manera, formando así con excelentes criterios a los futuros comunicadores de la Palabra de Dios en el mundo secularizado.

La jornada terminó con una eucaristía en la cual el Pbro. Johan Araujo, en su homilía expresó que el discípulo de Jesús lleva la paz consigo, y al celebrar esta Misa en la fiesta de san Bernabé apóstol, recordó que es Dios el que lleva la delantera en la misión del discípulo de los tiempos actuales, pues de Cristo mismo aprende la humanidad que el reino de Dios está cercano a los hombres y mujeres, de manera especial en los desechados por criterios mundanos. El presbítero invitado para presidir esta Celebración Eucarística exhortó a demostrar con obras de paz que el reino de Dios está cerca, lo que se constituye en la mejor manera de testimoniar la fe recibida.

Al concluir su reflexión de la Palabra hizo mención del compromiso que tienen todos los cristianos de ser portadores de la buena noticia del Reino de Dios. Felicitó asimismo a los estudiantes del IV año de Teología por este paso que han dado, que no es el final, sino el inicio de la misión que Dios les ha encomendado. A la Virgen de Coromoto encomendó la vida y vocación de los seminaristas, animándoles a ser siempre portadores de la gracia de Dios.